Juegos de naipes, conspiraciones y adivinanzas de esas

05_juego_Steve_Jackson_espanol_INWO_La_Mano_de_la_Locura_THE_HAND_OF_MADNESS

 

En el espacio cibernético hay cosas que impresionan más que otras y una de ellas son las páginas de sociedades secretas o más bien discretas, a las que se atribuye la provocación de desgracias o beneficios en una época o país determinado.

En algunos círculos esotéricos se habla de un poder oculto que maneja los gobiernos del mundo, ante quien todos los presidentes y reyes se inclinan para entregar cuentas.

Lo chistoso es que la sede del tal gobierno cambia de lugar; de Nueva York a Israel se mueve a Moscú o Londres, se refugia en las catacumbas del Reino de Agartha o agarra el cohete de las seis de la mañana para situarse en una base militar de la Luna o en el mismísimo Marte. Hay que aprovechar las paradas del Curiosity, por no hablar ya de la identidad de los gobernantes que gravita alegremente del cocodrilo al E. T.

El caso es que algunos percibimos la vida como una serie de acontecimientos caóticos y otros le encuentran respuestas a través de la conspiranoia que después de la religión, es el modo más efectivo de llenarse las bolsas de dinero.

En 1982 un señor llamado Steve Jackson creó una baraja de trescientos naipes que le tumba el teatrito a la más eficiente gitana y deja muy atrás a los respetables arcanos del tarot. Es el Juego Illuminati, que consiste en dominar al mundo a través de artimañas maliciosas, entre más dañinas mejor.

Este señor se hizo conocido a raíz de que la CIA revisó exhaustivamente las oficinas de su empresa y requisó todo el material informático del juego en cuestión. Como tiene muchas coincidencias con cosas que han sucedido y que al momento de crear el juego nadie se imaginaba que sucederían, se presume que las altas esferas del poder estadounidense montaron en cólera, aunque también se dice que uno de sus empleados hackeó portales del Pentágono y la Casa Blanca. Es muy probable que de ese modo haya obtenido la información que plasmó en su baraja.

La palabra “Illuminati” tiene su origen en el idioma latín. Quiere decir iluminados.

En 1776, en Baviera, el profesor Adam Weishaupt fundó con dos alumnos, la Asociación de los Perfectibilistas que después pasaría a ser de los Iluminados.

En un principio tuvo la finalidad de estudiar a profundidad las ideas de la Ilustración, movimiento que estaba muy en boga en ese tiempo y que no disfrutaba de muchas simpatías en algunos círculos universitarios.

El grupo estuvo activo poco menos de diez años. En 1786 había quedado oficialmente disuelto, pero hubo quien afirmaba que se habían reorganizado para provocar la Revolución Francesa y actualmente se dice que ahí tuvieron su origen las ideas de un gobierno mundial con una única moneda para todo el planeta y una sola religión, metas que están por cumplirse de acuerdo con los conocedores de la agenda del nuevo orden mundial.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s