Archivos Mensuales: julio 2015

CÓMO SE EDITA UN TEXTO: LAS CINCO REGLAS DE BOTSFORD

Buenísimo. Las reglas 2 y 3, ¡contundentes!

Daniel Gascón

manuscrito

[Gardner Botsford fue editor de The New Yorker. En este extracto de Life of Privilege, Mostly, expone unas reglas para editar un texto.]

A principios de 1948, la entrega de «Carta desde París» y «Carta desde Londres» se trasladó desde el domingo a un día más civilizado de la semana, y a mí me trasladaron con ella. Otra persona pasó a encargarse de las noches de domingo y empecé a dedicar la mayor parte del tiempo a editar largas piezas factuales:«Perfiles», «Reportajes» y textos de ese tipo. Seguí editando a Flanner y Mollie Panter-Downes –de hecho, a partir de entonces edité todo lo que cualquiera de los dos escribiese para la revista–, y también me asignaron a varios escritores de primera clase del New Yorker, con muchos de los cuales formé alianzas permanentes. Eso implicaba menos tiempo con los escritores de menor calidad con los que había…

Ver la entrada original 783 palabras más

Anuncios

Charlestón: el baile de los felices años 20

Los veinte… la época en que mis padres nacieron. Gracias por compartir.

EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

Con mucha diferencia –7.500 visitas frente a 3.400 (“Canciones de la Primera Guerra Mundial”)– esta (“Charlestón: el baile de los felices años 20”) es nuestra entrada más visitada hasta hoy. Por ello, un buen día nos dijimos “¡Viva el charlestón!” y publicamos otra dedicada a este baile tan singular y tan representativo de los llamados ‘felices años 20’. De eso hace ya unos meses y comprobamos que apenas lleva 800 visitas. Tal disparidad entendemos que obedece a que la primera debe haber sido alojada en alguna página que los amantes del charlestón suelen visitar. Por ello, si ha llegado hasta aquí a través de ella, le informamos que con fecha de hoy (4 de marzo) hemos actualizado con más números musicales dicha entrada (“¡Viva el charlestón!”) y publicada de nuevo.

Puede consultarla clicando en:

https://musicadecomedia.wordpress.com/2015/03/04/viva-el-charleston/

Competición de charlestón en Saint Louis (1925) Competición de charlestón en Saint Louis (1925)

Tras la Primera Guerra Mundial, un conflicto que…

Ver la entrada original 768 palabras más

Los zoos humanos

Impresionante. No es casual que haya sucedido entonces lo del holocausto, sólo que los nazis no fueron los únicos, a pesar de ser los mejor publicitados. ¡Ahí todo mundo se dio el lote matando gente a destajo! ¿No serán las corrientes animalistas una manera de apaciguar el sentimiento de culpa de las comunidades “civilizadas”? (Servilizadas, scifilizadas, también alguno de éstos podría quedar.)

EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

 “Aldea negra”. Exposición Universal de París de 1889. “Aldea negra”. Exposición Universal de París de 1889.

Si hubiera visitado un zoológico hace un siglo, entre las especies animales que en ellos se muestran, hubiese podido contemplar una que sin duda le resultaría familiar: grupos de seres humanos –adultos y niños– que se exhibían, como el resto de animales, encerrados entre rejas u otro tipo de valla. ¿Se hubiera escandalizado? Lo más probable es que no, pues en aquellos tiempos los llamados “zoos humanos” eran una atracción que congregaba un enorme número de visitantes. Familias enteras acudían a contemplar estos “especímenes”, como los calificaba la Sociedad Antropológica de Paris, que habían quedado atrás en la evolución biológica y los comparaban con los monos que habían visto antes.

Aborígenes australianos en el Crystal Palace de Londres (1884). Aborígenes australianos en el Crystal Palace de Londres (1884).

Los “zoos humanos” estuvieron muy de moda desde principios de década de 1870 hasta la de 1930, manteniéndose en algunos casos hasta hace…

Ver la entrada original 1.330 palabras más

El Courbet (El origen del mundo)

EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

El origen del mundo (1866), óleo de Gustave Courbet. El origen del mundo (1866), óleo de Gustave Courbet.

Junto al velódromo de Vincennes, que ahora se acondicionaba para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de verano de 1900, se levantaba un blanco caserón de tres plantas un tanto descuidado cuya fachada principal se hallaba prácticamente cubierta de madreselva que trepaba a su antojo.

―¿Ahí está el cuadro? ─preguntó el príncipe al ver el destartalado edificio.

―Ya ve, ¿quién iba a imaginarlo? ─dijo Frossard─. Como le comenté, su dueño es un viejo chocho.

Les recibió un criado con librea que les condujo a un salón en el que se hallaba Bonheur. La primera impresión del príncipe al verlo, como confesaría después, durante el viaje de vuelta, fue que, en realidad, era mucho más extravagante y raro de lo que Frossard le dijo cuando le anunció que había dado con el paradero del Courbet y que aquel era su…

Ver la entrada original 1.171 palabras más

El picante y atrevido cuplé

La Gatita Blanca que nosotros conocimos era María Conesa. Por cierto, vivo a una sola casa del lugar donde vivió. Mi barrio fue colonia rica en el tiempo de Don Porfirio y después de la Revolución, fue colonia de generalotes y funcionarios de la nueva burquesía. ¡Ah qué tiempos, señor Don Simón!

EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

Baile flamenco (1890), de Josep Llovera. Baile flamenco (1890), de Josep Llovera.

A finales del siglo XIX un nuevo tipo de canción comenzó a ser popular en los escenarios españoles de cafés y teatros: el cuplé. Era esta de música melodiosa y pegadiza y letra atrevida y picante que llegó por influencia de los espectáculos franceses –tan en boga en aquellos tiempos– y llevó a la tonadilla tradicional a una adecuación a los nuevos gustos musicales. La palabra cuplé proviene de la voz francesa couplet (copla) y tiene su origen en las canciones medievales. Con la Revolución Francesa el género fue evolucionando y ampliando el repertorio, que pasó más tarde a los escenarios frívolos de París y de otras ciudades europeas. La Bella Chelito, Consuelo Vello (La Fornarina), Pastora Imperio o Raquel Meller, son algunas de las más célebres cupletistas españolas.

la pulga. Pilar Cohen 1910Desde principios del siglo XX, en revistas, zarzuelas, cafés teatro, cabarets, en el teatro musical…

Ver la entrada original 887 palabras más

Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas

Chicas Malas

Post 556 - Los cautiverios de las mujeres

La opresión de género está activa en el mundo. A pesar de nuestros logros, la vida de cada mujer contemporánea sucede en condiciones históricas de hegemonía patriarcal. Las maneras de vivir de los hombres y de realizar sus identidades, los acontecimientos y los hechos que caracterizan al mundo actual tienen una evidente impronta patriarcal.

Por ello Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas está vigente como esfuerzo por teorizar y aproximarse a la opresión de las mujeres madresposas, monjas, putas, presas y locas. Todas ellas referentes simbólicas de estereotipos sociales y culturales, que sintetizan las normas paradigmáticas de género de la relación entre la sexualidad y el poder de dominio que fundamenta la dimensión patriarcal de la existencia de las mujeres.

Género: Ensayo País: México Año: 1990

Ver la entrada original

Israel exige la CENSURA MUNDIAL de Internet

LA REVOLUCIÓN PACÍFICA

Israel exige la CENSURA MUNDIAL de Internet
El régimen israelí ha exigido, al término de un foro celebrado en la capital de la Palestina ocupada, Al-Quds (Jerusalén), la implantación de medidas de censura de Internet a escala mundial, alertaron el lunes militantes antisionistas franceses.
Eliminar las páginas de Internet que niegan el Holocausto. Cancelar los resultados de búsquedas que propugnan el odio (por ejemplo, una búsqueda del término ‘judío’ en inglés redirige a páginas antisemitas)”, son algunas de las medidas que impulsa el autodenominado “ministerio de asuntos exteriores israelí” en su página oficial, al término del foro.

Ver la entrada original 458 palabras más