Insurrección PTC

Bien podría decirse que esta es la revolución del siglo XXI. Equiparable, sin temor a equivocarse, con la Revolución Industrial Inglesa. Esas son las proporciones de todo lo que implica.

Ya no hay que preocuparse por los pasajes de ida al lugar de la empresa y vuelta a casa, ni por tener una buena presentación. En bata, chanclas y con la cocina patas p’arriba, es posible ejecutar todo el trabajo de oficina, que ya no consiste en tomar los dictados de un jefe, sino en cosas tales como favorecer el tráfico de anuncios, de todas esas ilusiones de una gran montaña de dinero, productos milagro, estilos de vida utópicos.

Por unas horas, contemplamos en las páginas Paid To Click ese desfile de bienestar social y económico, pero, cuando volvemos al inicio, a nuestra cuenta y vemos el .02150 que se ha generado, aterrizamos en desear que salga, al menos, para pagar el teléfono.

Revolución

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s